Home > ✔️ Cómo lo hago > Cómo recuperar archivos borrados
✔️ Cómo lo hago

Cómo recuperar archivos borrados

Cómo recuperar archivos borrados
Cómpartelo:

Si has borrado involuntariamente algunos archivos importantes de tu PC, un software de recuperación de datos podría ayudarte a recuperarlos

La sensación de haber borrado un archivo que necesitabas será familiar para muchos usuarios de PC y portátiles. Tanto si estás seguro de no necesitarlo nunca más, como si estás seguro de que lo tienes guardado en otro sitio, hay muchas razones por las que los archivos pueden no estar ahí cuando los necesitas.
La Papelera de Reciclaje suele acudir a tu rescate en Windows, pero quizá la hayas desactivado tras frustrarte con el proceso de dos pasos para liberar espacio en el disco duro. En cualquier caso, con la ayuda de algún software de terceros, puede que no todo esté perdido.

Antes de que te hagas ilusiones, vale la pena decir que no hay garantía de que puedas recuperar tus archivos perdidos, sobre todo si se borraron hace mucho tiempo. Esto es especialmente difícil en los dispositivos con un SSD, donde las celdas no utilizadas se eliminan regularmente para liberar espacio.

Hay opciones gratuitas y de pago que pueden ayudarte a recuperar archivos borrados, pero debes tener cuidado antes de instalarlas y utilizarlas porque podrías sobrescribir los mismos archivos que intentas recuperar.

Si uno de los siguientes métodos tiene éxito, te recomendamos encarecidamente que hagas una copia de seguridad de tus archivos para evitar una situación similar en el futuro. Tanto si se trata de una sincronización automática con un servicio de almacenamiento en la nube como de un SSD externo al que transfieras los archivos cada mes, adquirir buenos hábitos ahora te ahorrará muchos problemas en el futuro.

La mayoría de las utilidades de recuperación de archivos funcionan de la misma manera, y a continuación te recomendamos algunas opciones gratuitas y de pago. El proceso básico es el siguiente

  • Descargue el software de recuperación. Instálalo en un disco duro diferente al que contiene los archivos eliminados, si es posible.
  • Selecciona el disco o la tarjeta que contiene los archivos borrados y deja que la herramienta busque los archivos que faltan
  • Seleccione los archivos que desea recuperar
  • Elija una ubicación para guardar, que debe ser diferente a la ubicación original

Recuperar archivos borrados de la papelera de reciclaje

Lo primero que debes hacer es comprobar la papelera de reciclaje de Windows si acabas de borrar algo que no querías. Cuando seleccionas un archivo y pulsas la tecla Suprimir (o haces clic con el botón derecho del ratón y eliges la opción Suprimir en el menú), Windows no hace ningún intento de eliminarlo.

En su lugar, lo mueve a la papelera de reciclaje, que tiene su propio icono en el escritorio. Restaurar un archivo de la papelera de reciclaje es una simple cuestión de hacer doble clic en el icono del escritorio para mostrar el contenido y, a continuación, hacer clic con el botón derecho en el archivo y seleccionar la opción Restaurar en el menú.

Si el icono de la papelera de reciclaje no está ahí, busca en el menú de Inicio «Mostrar u Ocultar» y deberías ver un acceso directo a la configuración donde puedes marcar la casilla junto a la papelera de reciclaje y hacer que aparezca

Sin embargo, no confíes en la papelera de reciclaje como red de seguridad: tiene un límite de tamaño y, una vez que lo superes, los archivos más antiguos se eliminarán de forma permanente y automática. El tamaño por defecto es más que suficiente para la mayoría de la gente, así que hay muchas posibilidades de que los archivos que quieras restaurar sigan estando presentes en la Papelera de reciclaje.  Para comprobar la capacidad o modificarla, haz clic con el botón derecho del ratón en la papelera de reciclaje y elige Propiedades.

Sin embargo, si tienes la costumbre de utilizar el atajo de teclado Shift-Suprimir, que omite la papelera de reciclaje y borra los datos, esto no te servirá de nada. Además, si tus archivos estaban en una tarjeta SD o en una unidad flash USB, no existe la función de la papelera de reciclaje.

Pero antes de recurrir a un software de recuperación de archivos, merece la pena comprobar otras vías. ¿Has compartido el archivo o documento por correo electrónico? ¿Lo has guardado o sincronizado con un servicio de almacenamiento en la nube? ¿O quizás has hecho una copia de seguridad de los archivos en otro disco duro? Si la respuesta a todas estas preguntas es no, estás listo para seguir la ruta del software.

Software de recuperación de datos gratuito VS de pago

Aquí tienes algunas opciones gratuitas. Recuva, de Piriform, suele ser la opción preferida por muchos.

En algunas ocasiones, una herramienta gratuita es todo lo que necesitas. Pero muchas de ellas tienen una potencia limitada para recuperar archivos, o están limitadas en el número de archivos o la cantidad de datos que recuperarán antes de que tengas que pagar por sus versiones más potentes y de mayor exploración. A menudo, estas versiones premium pueden encontrar y restaurar archivos que las versiones gratuitas no pueden. Por ejemplo, si se formatea un disco duro (la opción larga, no la rápida), es posible que el software de recuperación gratuito pueda recuperar los archivos.

A continuación te presentamos tres de las mejores opciones de pago, la mayoría de las cuales ofrecen una versión de prueba o, al menos, muestran los archivos disponibles para su recuperación antes de que tengas que pagar:

  • Stellar Windows Data Recovery
  • Kroll Ontrack EasyRecovery
  • Disk Drill – gratis hasta 500MB

Consejos para recuperar archivos borrados

¡Actúa rápido! Cuanto antes te des cuenta de que has borrado un archivo por accidente, más posibilidades tendrás de recuperarlo. Cuando te des cuenta de la pérdida, no guardes nada en el disco y ni siquiera descargues o instales una utilidad de recuperación de archivos si el archivo estaba en el disco duro de tu PC o portátil, ya que podría sobrescribir los mismos archivos que intentas recuperar.

Utiliza la versión portable. Algunos programas de recuperación pueden ejecutarse directamente desde una unidad flash USB, pero debes descargarlos desde otro ordenador. Incluso navegar por Internet para encontrar una utilidad de recuperación hace que los archivos se escriban en tu disco, así que utiliza un PC diferente para descargar la utilidad.

Libera espacio. Las utilidades de recuperación sólo funcionan de forma fiable con archivos secuenciales. Si tu disco está razonablemente lleno, Windows suele tener que dividir el archivo entre los bloques sobrantes del disco y, en este caso, un archivo borrado es muy difícil de recuperar.

Además, los distintos tipos de discos utilizan diferentes sistemas de archivos y cualquier utilidad de recuperación sólo funcionará con determinados tipos de sistemas de archivos. Los discos duros de los PC con Windows utilizan el sistema de archivos NTFS, pero las unidades flash USB y las tarjetas de memoria suelen utilizar alguna variante de FAT (FAT16, FAT32 o exFAT), por lo que debe seleccionar un software con la compatibilidad necesaria para todos sus soportes.

¿Se pueden recuperar los archivos de un disco duro o SSD averiado?

Una vez disipado el mito de que los archivos borrados y dañados se pierden para siempre, llegamos al problema que todos los usuarios de PC temen: un fallo del disco duro. Esto puede manifestarse de varias maneras, pero generalmente Windows no se inicia, ni siquiera en modo seguro, y el encendido del PC puede ir acompañado de ruidos de clic poco saludables. Por lo tanto, lo que puede perder no son sólo algunos de sus archivos más preciados, sino todo el contenido del disco.

Se suele sugerir que los discos duros se pueden reparar metiéndolos en el congelador. Aunque se sabe que esto funciona, devolviendo la vida a la unidad durante el tiempo suficiente para extraer los archivos más importantes, sólo es eficaz para ciertos tipos de fallos muy específicos.

A menudo no funciona y el intento podría ser la gota que colma el vaso para su disco enfermo. Nuestra recomendación, por lo tanto, es que no intentes esta ni ninguna otra reparación de bricolaje.

En su lugar, en cuanto sospeche que hay un fallo de hardware, apague su PC inmediatamente y póngase en contacto con una empresa de recuperación de datos como Kroll OnTrack. Estas empresas cuentan con un amplio stock de piezas que pueden intercambiar en su sala blanca para restaurar un disco a un estado de funcionamiento.

Una vez conseguido esto, copiarán todos los datos que puedan recuperar en un medio extraíble cifrado, como una unidad USB. Esto funcionará para los fallos de la mayoría de las partes del disco, incluidas las placas de circuitos electrónicos, el motor y el cabezal de lectura/escritura, pero hay un límite a lo que se puede conseguir.

Kroll OnTrack

Al ser la parte en la que se almacenan los datos, si el plato se raya o se rompe, normalmente se acaba el juego, aunque, afortunadamente, esto es poco frecuente. Como siempre, vale la pena comparar precios antes de decidir qué empresa utilizar y también es una buena idea elegir una empresa que diagnostique el problema de forma gratuita.

Los técnicos también pueden utilizar las técnicas más modernas para recuperar los datos de una unidad SSD averiada.

Sin embargo, hay que pagar alrededor de 700 libras esterlinas por este servicio, por lo que se trata de un último recurso o de datos muy valiosos.

Cómo recuperar archivos borrados

Aquí hemos utilizado Disk Digger, pero el proceso es similar con todos los programas de recuperación.

Paso 1. Descarga Disk Digger. No hace falta que lo instales, simplemente extrae el contenido del archivo .zip y ejecuta el archivo .exe. Recuerda que si ya has borrado accidentalmente algunos archivos, no debes descargar DiskDigger en el disco que contiene tus archivos perdidos, ya que podría sobrescribir tus archivos y hacer imposible su recuperación. Lo ideal es que lo descargues antes de que lo necesites.

Paso 2. Inicia DiskDigger. La pantalla inicial muestra todos los discos, así que selecciona el que contiene tus archivos eliminados y haz clic en «Siguiente» tres veces. El disco se escaneará y se listarán los archivos borrados – esto puede llevar algún tiempo. Si los archivos perdidos aparecen en la lista, continúe con el siguiente paso. Si no es así, puede intentar modificar algunas de las opciones de las pantallas anteriores.

Scan disks

Paso 3. DiskDigger no podrá mostrar los nombres de archivo correctos, por lo que, para ayudar a identificar los archivos perdidos, se ofrece una opción de vista previa. Selecciona un archivo en la lista de la izquierda y elige la «Vista previa» (para las fotos) o la etiqueta «Primeros bytes». También es útil para las fotografías la opción «Miniaturas» del menú «Ver», que mostrará imágenes pequeñas en la lista.

Preview files

Paso 4. Cuando hayas identificado tu(s) archivo(s) perdido(s), selecciónalos en la lista de la izquierda y haz clic en «Recuperar archivos seleccionados…». A continuación, selecciona el dispositivo y la carpeta donde quieres que se restauren tus archivos (no debe estar en la misma unidad física que el archivo perdido) y haz clic en Aceptar. Los archivos perdidos se guardarán con nombres de archivo generados automáticamente, por lo que tendrás que cambiarles el nombre por el original o por algo que tenga sentido.

Save recovered files

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cómpartelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.