Home > Reviews > Análisis de la Huawei MatePad 11
Reviews

Análisis de la Huawei MatePad 11

Análisis Huawei MatePad 11
Cómpartelo:

La gran tecnología del MatePad 11 y sus elegantes periféricos no pueden distraer a los usuarios de la falta de servicios y aplicaciones de Google, aunque HarmonyOS funcione bien

Pros

  • Potente tecnología
  • Magnífica pantalla
  • Útil accesorio de teclado
  • Excelente duración de la batería

Contras

  • La AppGallery de Huawei carece de muchas aplicaciones principales
  • La carga lateral de las aplicaciones es torpe

Análisis completo de la Huawei MatePad 11

La serie MatePad de Huawei está dirigida específicamente a los usuarios de negocios que quieren una tableta potente y altamente portátil que no tenga el logotipo de Samsung o Apple.

Los clientes pueden elegir una gama de tamaños, colores y capacidades que comienzan con el increíblemente barato MatePad T8 hasta los modelos más costosos MatePad Pro.

Anteriormente estos equipos funcionaban con Android, pero debido a la ruptura de relaciones entre Huawei y las autoridades estadounidenses, se están distanciando de los servicios y el sistema operativo de Google, por lo que las tabletas ahora funcionan con el HarmonyOS propio de la empresa.

El nuevo MatePad 11 ofrece una pantalla ligeramente más grande y un nuevo sistema operativo, pero ¿querrán los actuales usuarios de Google un sistema operativo que no es de Google y que no incluye sus aplicaciones y servicios?

Diseño y construcción

Las tabletas Android se han reducido a ser notablemente similares, sea cual sea la marca que las lleve. Casi sin excepción, ofrecen cámaras orientadas hacia delante y hacia atrás, un rockero de volumen, un botón de encendido, carga USB-C y, si tienes suerte, una bandeja SIM que puede albergar una tarjeta MicroSD.

El MatePad 11 tiene todas esas cosas, viene en colores gris mate, azul isla y verde oliva, y luce una brillante y colorida pantalla táctil IPS de 10,95 pulgadas.

La única omisión notable, aparte de la ausencia de opciones LTE, es que no tiene un conector de audio de 3,5 mm para auriculares, pero en la caja viene un adaptador para dar este puerto desde el puerto de carga USB-C.

Probablemente la característica de hardware más destacada sea la pantalla, un panel IPS de casi 11 pulgadas con una gama de colores muy punchy y una resolución natural de 2560 x 1600, lo que la acerca más a un iPad en proporción que a la mayoría de las tabletas Android. Es razonablemente brillante, y sería fácilmente visible a la luz del día si no tuviera un acabado muy brillante que hace que los reflejos sean un problema en exteriores.

Con una tasa de refresco de 120 Hz, esta pantalla es mucho más adecuada para los juegos que la pantalla OLED que Huawei utilizó en el MatePad Pro.

The detachable keyboard comes bundled with the MatePad 11 in most regions

Para nuestro análisis, Huawei nos proporcionó tanto la MatePad 11 como un teclado magnético inteligente de Huawei específicamente adaptado a la MatePad 11.

Cuando se combinan los dos, se obtiene una combinación muy portátil (485 g y 130 g) que puede usarse puramente como tableta o con el teclado acoplado. Se convierte en algo mucho más parecido a un pequeño ordenador portátil.

Es poco probable que quieras escribir grandes cantidades en este teclado, pero es una mejora con respecto a cualquier teclado basado en una pantalla, ya que puedes utilizar ambas manos y varios dedos.

Especificaciones y rendimiento

Recientemente se ha informado de que Huawei está teniendo problemas para conseguir suficientes chips Kirin para sus teléfonos y tabletas y que podría pasar a utilizar Qualcomm Snapdragon en su lugar en la próxima serie P50.

La verdad de estas historias aún no se ha revelado, pero la MatePad 11 utiliza el Qualcomm Snapdragon 865 5G, un potente SoC con una configuración de núcleos poco habitual. Normalmente, los procesadores ARM de ocho núcleos se organizan en bancos duales, y uno de ellos ofrece una velocidad de reloj elevada para las tareas intensivas.

Huawei MatePad 11

Pero en el Snapdragon 865, un único «Prime Core» funciona a 3,1 GHz con tres núcleos ARM Cortex-A77 de apoyo a 2,42 GHz que ofrecen rendimiento adicional cuando es necesario. Para trabajos más mundanos, otros cuatro núcleos ARM Cortex-A55 proporcionan un apoyo extra con una velocidad máxima de 1,8 GHz.

Con estos tres niveles de rendimiento y un excelente consumo de energía, este SoC tiene un amplio rango de rendimiento capaz de ajustarse a los problemas específicos que se le planteen.

El SoC se combina con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno que pueden ampliarse con otros 256 GB de espacio a través de la ranura para tarjetas MicroSD. Eso sí, las aplicaciones no se ejecutan tan bien desde la tarjeta MicroSD, por lo que prácticamente esa capacidad sólo es útil para almacenar datos.

Las pruebas de rendimiento revelaron que el Qualcomm Snapdragon 865 es tan bueno en esta tableta como en otras, y las puntuaciones que obtuvo fueron mejores que las de la Galaxy Tab S6 y la Lenovo Tab P11 Pro, pero no pudieron igualar a los modelos más potentes de Apple.

Como estas pruebas se realizan con la máxima resolución de la MatePad 11, son aún más impresionantes cuando se comparan con algunas tabletas de resolución 1080p.

En general, Huawei ha construido una plataforma decente, lo que hace que la MatePad 11 tenga un buen rendimiento general, ideal para juegos y videoconferencias.

Four speakers make the MatePad 11 great for streaming or viewing stored content

Las cámaras delantera y trasera no son nada especial, pero la trasera puede grabar vídeo 4K al menos. Lo que resulta un poco extraño es que, en comparación con una aplicación muy similar que Huawei creó para sus teléfonos, la mayoría de las funciones especiales de fotografía están despojadas.  Entre ellas están la cámara lenta y el HDR, pero se mantienen la panorámica, el modo belleza, los documentos y el time-lapse.

Algunas de las opciones que faltan se explican por una cámara de menor especificación en comparación con los teléfonos P30 y P40, pero otras limitaciones parecen arbitrarias. Por ejemplo, si bien se puede elegir la grabación de vídeo en resolución 4K, 1080p o 720p en la cámara trasera de 13MP, incluso en las resoluciones más bajas la velocidad de fotogramas está limitada a 30fps.

Batería y carga

De acuerdo con HarmonyOS 2.0 en este hardware, una MatePad 11 completamente cargada durará 40 horas y 48 minutos en «Modo de Rendimiento» y 57 horas y 12 minutos en modo de ahorro de batería. Nosotros contestamos que, debido a numerosos factores, una duración más realista se acerca a las 18,5 horas que determinó la prueba de batería PCMark, dependiendo de las aplicaciones que se ejecuten.

Es una puntuación excelente, y si utilizas el modo de ahorro de batería, podrías sacar fácilmente tres días laborables de esta capacidad. Con la carga por cable de 22,5 W, la batería puede aumentar un 20% en 30 minutos, y llegar al 100% de carga desde cero tarda unos 160 minutos.

HarmonyOS 2.0

La experiencia de usuario de la MatePad 11 viene dictada en gran medida por HarmonyOS 2.0, el nuevo sistema operativo de Huawei para esta plataforma.

Huawei creó HarmonyOS para tabletas y teléfonos porque las onerosas restricciones comerciales de EE.UU. le impedían lanzar dispositivos con Google Mobile Services, lo que a su vez limitaba el acceso a la Google Play Store y a las propias aplicaciones de Google.

En lugar de seguir lanzando dispositivos con Android, la MatePad 11 y los próximos teléfonos de la serie P50 representan la segunda fase de esta transición, en la que Android se elimina por completo y se sustituye por HarmonyOS 2.0. ¿Qué es HarmonyOS y qué implicaciones tiene?

HarmonyOS 2.0 looks almost identical to Android 10 with the Huawei EMUI.

HarmonyOS 2.0, o Hóngméng, como se le conocía anteriormente, es un sistema operativo similar a Android basado en LiteOS que utiliza un Kernel Linux y código abierto de Android para ofrecer una experiencia de usuario que se parece mucho a Android 10 en los anteriores dispositivos de Huawei que utilizaban su interfaz EMUI.

Sin embargo, es compatible con las aplicaciones empaquetadas en APK de Android, lo que permite cargar lateralmente la mayoría de las herramientas populares, y Huawei tiene su propia AppGallery que contiene unas 45.000 aplicaciones en este momento.

Eso puede parecer mucho, pero la Google Play Store tiene 3,48 millones de aplicaciones en el momento de escribir este artículo, y una búsqueda de muchas de las aplicaciones más populares apareció en blanco en la AppGallery de Huawei.

Cuando la búsqueda no encuentra una aplicación, AppGallery dirige la búsqueda a Petal, el motor de búsqueda de Huawei, que luego localiza versiones APK descargables en APKPure u otros repositorios web que puedes descargar e instalar, lo que significa que puedes descargar e instalar la mayoría de las aplicaciones de Android al menos.

Hay varios inconvenientes obvios con este enfoque de puerta trasera, como la falta de control adecuado o de protección contra el malware. Además, al no haber gestión de la tienda de aplicaciones, éstas no se actualizarán automáticamente. También hay que tener en cuenta que las aplicaciones que dependen de los servicios e inicios de sesión de Google tampoco funcionarán sin ellos.

Hay más problemas por delante para las aplicaciones empaquetadas en APK. Mucho antes de que Huawei tuviera problemas con ellas, Google había decidido renovar su mecanismo de distribución de aplicaciones acabando con los APK y sustituyéndolos por un nuevo paquete de aplicaciones Android, también conocido como empaquetado AAB.

A partir de agosto de 2021, todas las nuevas aplicaciones que se coloquen en Google Play tendrán que estar en formato AAB, y junto a este cambio hay otras modificaciones para aquellos títulos que tengan expansiones o experiencias instantáneas.

La opinión de Huawei es que AAB no afectará al desarrollo de HarmonyOS, pero es evidente que quienes desarrollen aplicaciones móviles no se animarán a generar versiones APK, y parece poco probable que HarmonyOS admita apps AAB en breve.

Soon HarmonyIS will be on all Huawei's phones and tablets

Desde mi punto de vista, el hecho de ser ligeramente diferente a Android no es un argumento convincente sin algunas aplicaciones o funcionalidades que lo hagan destacar. Y por lo que he experimentado con la MatePad 11, a HarmonyOS 2.0 le falta madurez en algunos puntos.

La mayoría de las aplicaciones de Huawei son viables, pero ninguna es mejor que sus homólogas de Google. La incapacidad de ‘Cast’ a Google TVs y Chromecasts fácilmente es frustrante, pero entonces no se puede conseguir fácilmente YouTube a bordo por lo que lo necesitará menos.

Todavía hay una serie de errores obvios que nunca deberían haber llegado a la versión. Uno de ellos se produce al editar una entrada como una dirección de correo electrónico, donde al pulsar retroceso se añade toda la línea dos veces, menos el último carácter.

El teclado conectado magnéticamente también tenía un problema de conexión, lo que resultaba en la elección de un idioma incorrecto para el teclado y sus teclas no se asignaban correctamente.

De vez en cuando, sin ninguna razón, la interfaz ignoraba las entradas durante diez segundos o más antes de volver a su nivel de respuesta habitual. Todo esto indica que HarmonyOS 2.0 necesita un grado de pulido para lograr un rendimiento óptimo, quizá en la versión 2.1.

Si quieres saber más sobre HarmonyOS, lee nuestra guía práctica del software para conocer más impresiones sobre su uso en una tableta.

Precio y disponibilidad

La MatePad 11 tiene un precio de partida de 349 euros, lo que la sitúa en un nivel similar al del iPad básico de Apple o el Galaxy Tab S6 Lite de gama media de Samsung.

Si puedes gastar más, considera el MatePad Pro, el Samsung Galaxy Tab S7 o los modelos iPad Air o Pro, pero todos ellos son opciones de gama alta con características que el MatePad no puede igualar.

La Huawei MatePad 11 parece un poco cara, incluso si se tiene en cuenta que viene con 128 GB de almacenamiento y que algunos minoristas incluyen el teclado – echa un vistazo a nuestra guía de las mejores tabletas para ver más opciones que hemos revisado si no estás convencido.

Veredicto

El hardware de la Huawei MatePad 11 es de primera categoría, ofreciendo un entorno mayormente fluido y potente para la navegación ad hoc y las interacciones con las redes sociales. Aparte de la instalación de Twitter, Facebook e Instagram en esta máquina no es un ejercicio sencillo, incluso si TikTok y Snapchat están disponibles a través de la Huawei AppGallery.

La falta de elegancia de la carga lateral de APKs para añadir algunas aplicaciones y luego mantenerlas manualmente no es algo que la mayoría de los usuarios de Android se apresurarían a adoptar. Incluso a medida que el número de dispositivos HarmonyOS se expande, la falta de aplicaciones principales en la AppGallery de Huawei es un problema que no se puede solucionar fácilmente.

For those who can cope without Google, the MatePad 11 is an interesting option

La Huawei MatePad 11 con Android 11 o 12 en ella habría sido una opción maravillosa para aquellos que les gusta este factor de forma, si sólo fuera posible. Pero con HarmonyOS 2.0 en su lugar, este dispositivo no es todavía una alternativa seria a la importante infraestructura de Google.

Aquellos a los que no les gusta Google probablemente ya tienen iPads, y relativamente pocos en Occidente elegirían Huawei en lugar de Google o Apple. HarmonyOS bien podría labrarse un futuro exitoso en China, pero para los occidentales no puede replicar por qué Android tuvo tanto éxito y sigue siendo la plataforma móvil más prolífica del planeta.

Es una verdadera lástima, porque el hardware que ha creado Huawei es excelente.

Huawei MatePad 11: Especificaciones

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Cómpartelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.